60 años de vida consagrada de la Hermana María Paz: “es una acción del Espíritu Santo”

El 23 de mayo en la Solemnidad de Pentecostés la religiosa redentorista María Paz, celebró sus sesenta años de vida consagrada en el Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en la ciudad de San Cristóbal.

La Eucaristía fue presidida por Mons. Mario Moronta, Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, y concelebrada por Mons. Juan Alberto Ayala y los presbíteros Ricardo Robles y los padres redentoristas José Vicente Ramírez y Gonzalo Becerra, con la presencia de feligreses y algunos familiares y amigos de la religiosa.

En su homilía, Mons. Moronta hizo alusión de los sesenta aniversario de vida consagrada de la hermana María Paz, dijo: “Hoy es un día de acción de gracias por lo que ha hecho el Espíritu Santo en ella, nos alegramos por su fidelidad a Dios. Su Consagración es una acción del Espíritu Santo al ser una oración para la Iglesia. No celebramos que hace sesenta años ella se ha apartado del mundo, sino que durante estos sesenta años de su clausura ha tenido presente en su oración y su entrega generosa las intenciones  y necesidades  de  tantos hombres y mujeres”, recalcó el Obispo.

La hermana María Paz es oriunda de San Cristóbal, Táchira, y en el año 1691 en el  monasterio de Astorga en España profesó sus votos en la Orden del Santísimo Redentor. Actualmente realiza su vida de clausura comunitaria en el Monasterio Cristo Redentor, ubicado en las adyacencias del Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.  (Prensa DiócesisSC)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *